LAS PALABRAS CURAN

 

Es tan fácil hablar que no nos damos cuenta del milagro que representa. Cuando nos expresamos con nuestra lengua materna, los sonidos brotan sin pensar, como por arte de magia y cada palabra encierra nuestra forma de ver la vida, de acercarnos al dolor, al amor, habla de nuestros miedos, de nuestras inseguridades, de lo que creemos, de lo que soñamos … El lenguaje nos define y nos ayuda a compartir sentimientos. Por eso, hablar de las personas que ya no están aquí y de nuestras emociones cura, siempre y cuando hablemos desde el corazón, desde el centro de nuestro ser, desde nuestro yo más sagrado. Si no es así, las palabras no sirven para curar, están vacías. Cuando decimos una cosa y sentimos otra, desperdiciamos el poder sanador de las palabras. De ahí que sea tan importante deshacernos de los prejuicios, de los dogmas, de las verdades absolutas que actúan de filtros e impiden que los sonidos surjan directamente del alma.

Cuando alguien nos dice algo desde el corazón es más probable que llegue al nuestro y eso siempre da paz. Como también la da decirnos a nosotros mismos, en voz alta, lo que sentimos. No nos deberíamos acostar sin habernos dicho, con dulzura, palabras cariñosas, de aprobación, de consuelo. Al verbalizar una emoción ponemos en marcha en nuestro interior el interruptor que nos une ala Creación, al Universo entero.

4 respuestas a LAS PALABRAS CURAN

  • Victoria dijo:

    Cuanta sabiduría Mercé. Es´así, cuando las palabras salen del corazón, llegan al corazón. Y además de sanar, con-mueven a quien las dice y a quien las escucha.
    Es una alegría haber encontrado tu blog y tus palabras. Que siento tan hermanas de las mías.

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Gracias Victoria, yo también estoy muy contenta de haberte encontrado. La vida tiene sorpresas tan agradables…
    Besos

  • Anonymous dijo:

    Buenos días Mercè, no se si te voy a ayudar, soy Lourdes, la auxiliar de enfermería que un día te escribió un comentario, trabajo en bellvitge.
    He hecho un curso sobre la muerte, ha sido muy especial, este curso lo hacemos en tres sabados, uno de diciembre, otro de enero, otro de febrero. Estoy muy contenta de que tu libro esté en las manos de mis profesores, se lo dejé para que pudieran calibrar la potente energía de tu alma, te seguiré explicando como va, de momento he sentido una fuerte sensación de felicidad el dia siguiente al curso.
    Feliz navidad, tu hijo esté donde esté quiere verte feliz. Mucho animo, paz y amor. Lourdes

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Gracias Lourdes por todo y por recordarme que Ignasi quiere verme feliz.
    Ya me contarás lo del curso, parece muy interesante.
    Un beso,

    Mercè

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen