MIS DESEOS

Hace un ratito, bajando del mercado, me he encontrado con una vecina de la calle con la que nunca antes había hablado. Nos hemos mirado con cariño y, como si las dos lo estuviéramos deseando desde hace tiempo, nos hemos dado un abrazado cálido. Mirándome con dulzura, me ha dicho: “que cada uno de los días del año que viene sean para ti muy felices”. No sé nada de su vida y no sé si ella sabe algo de la mía pero a partir de hoy las dos compartimos un precioso regalo: el del amor incondicional entre dos desconocidas.
Ahora, al llegar a casa, con la compra todavía por guardar encima de la mesa de la cocina, he sentido el deseo de abrazaros a cada uno de vosotros. No tengo más que el deseo y las palabras para hacerlo, pero es un deseo tan grande, que por fuerza os tiene que llegar. Me gustaría que durante este año nuevo y para siempre sintierais el amor y la alegría de vuestros seres queridos vivos y muertos, que pudierais llorar tranquilos y reír con ganas, que las semillas de amor que plantaron vuestros hijos florezcan tanto que conviertan vuestro hogar en un  lugar hermoso, cálido y sereno.

6 respuestas a MIS DESEOS

  • Ana dijo:

    Abrazo recibido Mercè,te mando otro,con muchísimo cariño.
    Esta va a ser una noche muy triste,esperábamos tener a nuestro pequeño Óscar en brazos con nosotros y no fue posible. Ahora en un rato encenderé su velita,cuando siento su energia siempre lo veo sonriendo,es así que él también quiere ver a sus padres,estoy segura.

  • Mercè Castro dijo:

    Ana, bonita, seguro que sí, ellos quieren vernos bien, como nosotras a ellos. Es así, no puede ser de otra manera. Yo también tengo encencidas dos velitas. Otro abrazo, princesa.

  • noelia dijo:

    Un abrazo enorme para ti también. Nuestros hijos desde el cielo estan orgullosos de nosotros, de ver la fuerza y el coraje que le ponemos para seguir adelante, viviendo con ellos en el corazon. Feliz año¡¡

  • Mercè Castro dijo:

    Feliz año, Noelia, preciosa.

  • Mercè Castro dijo:

    Mercé que bonito encontrar a alguíen y darse un abrazo, pero no ahora porque sea navidad, sino los demás días del año también, yo lo agradezco, porque el dolor que tengo es tan grande, que prefiero un abrazo, a una palabra que me pueda hacer daño, por eso desde mi enorme dolor un fuerte abrazo para todos los que nos une lo mismo.
    Mirella

  • Mercè Castro dijo:

    Gracias Mirella, bonita, te mando un abrazo enorme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen