LA MAGIA DEL DESEO

Es muy probable que ahora nada te haga ilusión, que te de igual una cosa qué otra. Estás atravesando un gran duelo y bastante tienes con afrontar el día a día.

 

No te pido que hagas planes, sé lo agotador que es el dolor y lo difícil que resulta, a veces, que los demás entiendan que lo que antes te gustaba, ya no tiene encanto para ti.

 

Ya no eres la de antes, eso seguro, pero todavía no ha nacido la que serás más adelante. Mientras, tienes la oportunidad de elegir lo que quieres.

 

Imagínate que ya no tienes miedo de sentir. Estás viviendo, sin haberlo elegido, un dolor desgarrador, tienes todo el derecho de desear también experimentar el amor en estado puro.

 

Ahora sabes que nada es para siempre, que el presente es lo único que tienes y que tú puedes decidir qué actitud adoptas ante lo que te sucede.

 

Puedes verte como una víctima de la vida o como la co-creadora de tu realidad. Imagínate que eliges ser feliz, a pesar de todo. Eso requiere mucha valentía, pero a estas alturas tú ya sabes que eres valiente.

Si deseas ser feliz, tienes que aprender a quererte. Para eso vas a tener que dejar de culpar a los otros de tus penas. Nadie te dará nada que tú no tengas.

 

Imagínate que te respetas, que te valoras, que confías en ti. Busca en tu interior esa fuerza que sostiene el universo entero. Confía en ese “algo” más grande que te sostiene.

 

¿Quieres agradecer lo que has tenido o amargarte por lo que has perdido?

 

Si decides, a pesar de todo, volver a la vida tus seres queridos, vivos o muertos saltarán de alegría. Lo sabes, ¿verdad?

 

Si deseas ser feliz, puedes serlo, te lo mereces. Puedes ser feliz y estar triste, puedes ser feliz y sentir dolor, puedes sentir en tu corazón a todos los que te han precedido.

 

El universo conspira para cumplir tus deseos. No tengas miedo de entregarte, escucha a tu intuición, no estás sola, todas somos una.

2 respuestas a LA MAGIA DEL DESEO

  • Natalia dijo:

    Hola Mercè,
    Sigo aqui leyendo tus grandes mensajes y comparto contigo cuando hablas de tristeza y dolor. Dos años y 6 meses sin mi hijo Nil, un dia a dia de lucha para establecer cierta normalidad. Hemos enfocado nuestro dolor en el amor en hechos reales. Si, es una nueva vida que he aprendido a gestionar, pero… ¿Feliz? No, se que no me siento feliz, tampoco me preocupa, solo se, que siempre escogeria mi otra vida con mis tres hijos vivos. Creo que pase lo que pase en mi nueva vida, la otra era mi verdadera felicidad. Con ello no quiero decir que haya tirado la toalla o que no crea en tus mensajes. Tu eres grande y has ayudado a muchos con tu sabiduria. Mira, estos dias de vacaciones me voy a Ucrania con la ONG en la que tengo un niño de acogida y esa ha sido mi manera de transormar el dolor en amor del que tanto tu hablas. Ves, te hago caso aunque no lo comparta todo…
    Gracias por todo Mercè

    • Mercè Castro dijo:

      Natalia, preciosa, si a mi me hubiesen dicho a los 3 años de la muerte de Ignasi que volvería a ser feliz, seguramente me hubiese molestado. Un abrazo grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen