TODO ENCAJA

CAVALLERIA PLUS

 

Hace 16 años que se fue Ignasi y, para mí, las fechas señaladas y los aniversarios siguen teniendo una fuerza tremenda. Da igual que intente sin éxito despistar a la nostalgia y pasar de puntillas, como hice el pasado 8 de junio, día de su cumpleaños. Amparada por el amor inmenso que siento por mi nieto -que aquel día lo pasó en en casa-, intenté engañarme y disimular tanto como puede para alejar la tristeza de no poder ver a Ignasi convertido en un hombre de 31 años. No me sirvió de nada, me levanté con la espalda contracturada, el cuello rígido y una piedra enorme en medio del pecho. No estoy hablando del dolor desgarrador de los primeros años, no, simplemente el cuerpo me recordó que el alma necesita mimos y silencio, que parir y ver morir a un hijo requiere un grado de consciencia extremo. Por eso hoy, que es su santo, al abrir los ojos lo primero que he hecho es felicitarle, lo segundo encender una velita y prometerme que todo el amor que soy capaz de dar se lo regalo. Es curioso porque como me he dispuesto a sentir, la nostalgia se ha desvanecido y en su lugar ha ido creciendo, con suavidad, la dulzura. Cuando acepto lo que soy, lo que hay, sin pretender ser ni más ni menos todo encaja.

17 respuestas a TODO ENCAJA

  • ana dijo:

    Mercé, aquí en Buenos Aires andan las nubes gateando por la ciudad. El mío se llamaba Bruno Ignacio, nació un 10 de junio, son divinos los geminianos, tendría 36 años. Comparto en todo lo que has dicho. Te regalo un poema de mi autoría escrito para mi hijo:

    La mirada hacia arriba

    El mes del principio ofició de diciembre.
    Mi alma desmenuzada (por ausencias)
    deambulaba (descalza)
    entre chistidos del más allá.

    Una bolsa de papel hoy, se posa a mis pies,
    ¿Será ese idioma tuyo que aún no aprendo?,
    ¿Me estarás haciendo compañía?

    Todo continúa como si nada.
    Caída del sistema, fuera de circuito,
    quedé sentenciada a tenerte,
    cada enero negro en gestos de papel.

  • María Cueva Carrión dijo:

    Merce: Sus palabras son la amarga realidad, sólo quienes hemos pasado por un dolor igual entendemos y compartimos lo dicho. Mi Rodrigo se fue hace 16 meses y aún no logro entender esta sinrazón del destino, el dolor profundo que sentiré todo lo que me quede porvivir. Un abrazo a Ti y a todas aquellas madres que perdieron una parte de su corazón

  • lourdes dijo:

    Buen día..hace tres meses perdí a mi hijo de 21 años,todo es muy doloroso aun …como se hace para volver a vivir… muy lindos los artículos los voy a leer …

  • Mª Angeles dijo:

    Sin duda Mercé aunque pase el tiempo que pase.. como seres humanos que somos ycomo madres que somos nuestros sentimientos hacia nuestros hijos y la nostalgia de no poder tenerles, abrazarles, etc.. sigue presente y seguira mientras vivamos… Pero sabemos que estan entre nosotros y tenemos la certeza de que algun dia volveremos a abrazarles, y estar juntos a ellos…

  • Magdalena Anglada dijo:

    Querida Mercé,desde el Domingo que compartimos unas horas agradables en el huerto de Lina no se lo que me ha pasado,ni se como lo tengo que expresar, estaba todo bien me sentí muy contenta de conocerte cosa que me hacia verdadera ilusión, entonces porque desde ese dia tengo tanta pena? creo que al verme allí entre tantas personas con el mismo penar me hizo ser consciente de la dura realidad.Yo siempre había estado con padres de niños enfermos y sabia por donde transitaba mi sufrimiento pero el Domingo creeme ,fue como si me diera cuenta por primera vez que los personajes no eran los mismos, quiere esto decir que yo no sabia que mi hijo había muerto? pues mira, casi podría decirte que muy asumido no estaba, Dios mio como es esto posible? si yo hablo con Javi a todas horas y llevo flores en la calita donde depositamos sus cenizas, como es posible que este tan desorientada, te agradecería que cuando te sea posible puedas contestarme y si te es posible poner un poco de luz.te mando un beso muy fuerte.Magdalena

  • Mercè Castro dijo:

    Querida Magdalena,

    Es normal sentirse desorientada y perdida porque estás atravesando una experiencia desconocida y muy dolorosa. El duelo tiene altibajosy cada persona va contactando con la realidad de la muerte de su ser querido como puede, a su manera. No es un camino llano, tiene muchas subidas y bajadas e innumerables recovecos.
    A mi me parece, aunque pueda parecer una contradicción, que es bueno que sientas pena. No es agradable, eso ya lo sabemos, pero al permitirnos sentirla es más fácil que se desvanezca, en cambio, si queda tapada, escondida, puede a la larga hacernos más daño.
    Podría ser que tras el encuentro en el huerto de Lina, de forma inconsciente, te dieras permiso para acceder a un nudo de dolor que hasta ahora reprimías porque no tenías la energía necesaria para enfrentarte a él. Como cuando sabemos que tenemos que arreglar un armario que está hecho un lío o limpiar el sótano, que está impracticable, pero lo vamos postergando porque nos faltan fuerzas. Hasta que un día, por lo que sea, nos levantamos con el ánimo para poder hacerlo y poco a poco vamos ordenando, limpiando y tirando lo que ya no sirve. Lo mismo pasa con los nudos de dolor; me parece que acercarse a la pena y permitirse sentirla es dar un paso hacia delante, aunque duele y desorienta y nosotras sabemos cuento.
    Asistir al encuentro de Lina te ha permitido contactar con sentimientos que es preciso sentir, aunque resultan desgarradores. Lina es un buen soporte y tu inconsciente lo sabe y de su mano es más llevadero atravesar ese desierto que es el duelo. No se trata, a mi entender, de reunirse para ir contándonos las penas si no de hablar de las herramientas que ayudan. Hay muchas técnicas y terapias que van bien y cada uno encuentra las que mejor le impulsan a salir adelante.
    Magdalena, a mi también me hizo muchísima ilusión conocerte. Me sentí tan a gusto hablando contigo como si ya nos conociéramos. Un abrazo grande y hasta pronto, me encantará recibir noticias tuyas.

    • Magdalena Anglada dijo:

      Gracias por tus palabras querida Merce:estos últimos días parece que la cosa va mejor, voy dando pasitos pequeños pero,no dejan de ser un avance.te mando todo mi amor.Magdalena

  • Merce Marti Garcia dijo:

    Hola Merce, cuanto tiempo sin entrar en tu bloc, ya te comente lo liada que estaba con mis dos nietos. Pero como siempre tienes mucha razon, el dia 1de septiembre fue el santo de mi hijo, lo primero que hice al despertar fue felicitarle, y que paso… nada simplemente una calma interior, ahora el dia 11 de este mes es su cumpleaños, y me voy Asturias, quiero estar alli para sus 27 años, ya se que no sirve de nada, como me dice mi madre, pero para mi si, paz interna, porque olvidar nunca.

    Un abrazo grande, besos.

    Merce

  • Mercè Castro dijo:

    Hooooola Mercè molt bon dia,
    Que disfrutes mucho de tu viaje a Asturias, que seguro que será muy bonito y te dará mucha paz.
    Nuestros hijos forman parte de nosotras, es imposible olvidarlos

    Un abrazo enorme, enorme

  • Nati dijo:

    Hola Mercè. Hace tiempo que no te cuento nada, aunque sigo ahí, leyendo todo lo que pones.
    Deseo compartir contigo como me siento a día de hoy y lo que le he escrito a mi hijo en su cumpleaños.

    13 de septiembre de 2014.
    Me siento enferma de tristeza, de pena, de melancolía, de añoranza por tu ausencia. Pero el amor que te tengo me da fuerza y me anima a seguir en esta lucha por la vida. El amor que te tengo me da esperanza de que, un día, tú y yo, volveremos a estar juntos y me resarciré de todo lo que he penado, de todos los abrazos no dados, de todas las lágrimas derramadas, y volveré a llenar este vacío de alegría inmensa y de felicidad completa.
    Carlos, tenerte ha sido lo más grande que me ha pasado, lo más bonito, lo más amoroso, y ahora siento que es lo más divino, porque me uno a lo espiritual, a lo que siento y no veo, a las estrellas y a la energía del universo.

    14 de septiembre de 2014.
    Hoy, catorce de septiembre, me dirijo al cielo a buscarte para felicitarte.
    Quiero darte mis rosas, innumerables besos y el abrazo de tu madre.
    Como no te encuentro, porque el cielo es tan inmenso, te mando un vendaval de besos para que se esparzan por el universo.
    En ellos va todo mi amor acumulado con tanto tesón. Les he pedido a los ángeles que me hagan saber que te han llegado. Que me manden mensajes en los rayos del Sol, en el agua de lluvia, en la suave brisa o en el aleteo de las mariposas.
    Treinta y dos años que llegaste para hacerme tu madre, que es la bendición más grande que un ser humano puede desear. Por eso te querré para todo la eternidad.
    Te quiero, mi adorado hijo.

    Te mando un abrazo muy fuerte.

  • Yuni Aguilar dijo:

    Marce. Es la primera vez q leo o su blog. ..sentí la necesidad de buscar ayuda . ..estoy sintiendo todo lo q ha sentido acabo de perder mi hijo de 13 años recién el 1 de diciembre..en un accidente de tránsito. …Sus palabras son como un pequeño consuelo para mi alma saber q poco a poco se curará mi corazón sangrante…desesperada por mi hijo q ya no está ..se que mi Dios lo ha llamado q era su día pero sin embargo no puedo con el dolor el vacío q ha dejado en mi vida y mi familia. …

  • Sandra dijo:

    Hola, acabo de encontrar tu blog y me siento tan identificada con tantas cosas, perdí a mi primer y única hija, una pequeña bebe de a penas 16 horas de nacida hace menos de un año, de hecho cumpliría un año este próximo 9 de junio, desde entonces todo ha sido muy difícil, pero en especial hay días mas duros como estos, tengo dos días que no puedo parar de llorar, acá en México en dos días será día de la madre y me destroza sentirme una mamá sin hija, me siento llena de amor, de una maternidad frustrada que me desborda en lagrimas, hace un año ella estaba en mi vientre viva, llena de vida y ahora no la tengo, no lo entiendo. Mi esposo me ha ayudado mucho, pero el también sufre y eso duele mas, mi madre fue diagnosticada hace 6 meses con cáncer de seno y he tratado de ser su pilar y de cuidarla, pero días como hoy me desplomo de dolor, no quiero hacer nada mas que llorar por mi niña, ¿con quien hablo entonces? La mayoría de las personas evitan el tema, se sienten incomodas, solo con un par de primas puedo hablar, pero no vivimos en la misma ciudad, así que lloró en silencio, no quiero entristecer a mi esposo ni dar mas pesar o preocupaciones a mi mama, por eso me decidí a desahogarme aqui. Ella fue y es una bebita tan amada, a diario platicamos con ella (su papa y yo) y no quiero olvidarle, porque ha sido lo mas hermoso que ha pasado en mi vida, sé que solo queda aprender a vivir o sobrevivir en este mundo sin mi pequeña y que siempre va a doler no tenerla. Gracias por leerme.

    • Mercè Castro dijo:

      Hola Sandra preciosa,

      Hay amores que solo pueden vivir en tu coraón, no en tu vida. Suelen ser seres, como tu bebita, de una vibración muy alta que vienen poara quedarse un tiempo muy corto, pero el sufiencte para llegar a transformar las consciencias de sus seres queridos.
      Duele tanto su partida que, a mi entender, es preciso contar con ayuda terapéutica. Con un espacio seguro para poder hablar e iniciar un proceso de cambio interno.
      Escríbeme siempre que quieras,
      Un abrazo enorme,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen