SENSIBILIDAD A FLOR DE PIEL

 

Estamos a las puertas de Navidad y del aniversario de la muerte de Ignasi y, la verdad, no puedo evitar que los ojos se me llenan de lágrimas por cualquier cosa. Este año, que hará once ya de aquel día, me siento vulnerable como una niña pequeña. Necesito mimos, caricias, palabras cariñosas y tiernas.

Desde aquí me gustaría pedir a la familia y amigos de los padres a los que se les ha muerto un hijo que se conviertan ahora en sus Reyes Magos, en sus Ángeles dela Guardia, porque -lo sé bien-necesitan más que nunca sentirse queridos y protegidos.

Muchas personas cercanas no se atreven ni a llamar por miedo a importunarnos. Alguien tiene que explicarles que no han de temer nada, que sus muestras de cariño son el mejor bálsamo para nuestra alma herida.

Hay muchas maneras de demostrar amor. Cada uno a su manera puede convertirse estos días en Dios

9 respuestas a SENSIBILIDAD A FLOR DE PIEL

  • Anonymous dijo:

    Sóc la Maruja Luján, una persona de les que no deien res per no importunar, però devant la teva crida faig aquestes quatre ratlles per enviart-te el meu record diari i la meva estimació. Ara no vaig gairebé mai a Barcelona, pero quan hi vagi em faria tanta il·lusió poder-te saludar! Et vaig veure a la tele, vaig sentir la teva veu i et segueixo els escrits, en cadascun dels quals hi han pensaments molt valuosos. Recordo amb molta simpatia l'aire que respiràvem fa mil anys i la música que ens acompanyava, amb aquella dent d'or que ll·luminava tota una avinguda per ón passava un coche sense marques però que tots sabíen que era… Somriu, xiqueta

  • Anonymous dijo:

    Avui sóc molt feliç

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Demà fas 60 anys!!
    Felicitats anticipades i emocionades.
    Et regalo la meva estimació i el desig que siguis feliç. A mi m'agradaria, si creus que és possible, que em regalessis un petit relat dels teus últims 30 anys. Escriure se't dona bé i a mi em faria il.lussió saber com ha transcorregut la teva vida.
    Una abraçada gran i molt, molt afectuosa

  • maria dijo:

    Soy maria, mamá de marcelo. Mañana 5 de enero serán 6 años de su muerte. Cumplió un mes antes 12 años. Leucemia, transplante, cura, recaída, transplante, cura, leucemia…
    Quiero creer que ya puedo vivir sin él, que ya he aprendido, que ya ha pasado suficiente tiempo. No tengo más hijos así que evito el protocolo navideño he intento hacer una vida normal, de diario.
    Pero cada célula de mi cuerpo me enfrenta al dolor y descubro que como menos sufro es no tratando de evitarlo. Como tú enfermo cada año cuando el dolor es más intenso. Casi he dejado la medicación que tomé por tanto temporero hace 3 días fue tanto el desespero que comencé a tomarla otra vez.
    Y me siento mal, frustrada y pienso que nunca podré vivir sin ella.
    Dime por favor, qué opinas de esto…

  • Mercè Castro dijo:

    María, preciosa, a los 6 años de la muerte de mi hijo yo estaba como tu. Es normal sentirse así, tener bajones terribles que desesperan porque una piensa que vuelve a estar como al principio. Pero no es así. Si tienes que tomar medicación la tomas, no pasa nada.
    El dolor, como tú bien dices, hay que vivirlo sin retenerlo, sin tratarnos de esconder o evitar porque entonces crece. Piensa que seis años son pocos, yo empecé este blog a los 10 y ahora todavía -ya hace 14- cuando se acerca el aniversario mis células recuerdan el dolor, aunque ya es mucho más dulce. Cuando llegan los aniversarios 6 años se convierten en seis días.
    No sé si tú haces alguna terapia. A mi me parece imprescindible contar con alguien que nos enseñe a dejar ir las memorias dolorosas. Hay miles de terapias y no desesperes hasta encontrar la o las que te pueden ir bien a ti.

    Un abrazo muy cálido María

  • maria dijo:

    Mi regalo de reyes ha sido encontrar tu blog. Normalizas tanto el proceso del duelo que haces que me reconcilie con él.
    Qué alegría encontrar tu comentario, justo ayer buscando consuelo, encontré tu espacio. Qué alivio, sentirme reconocida, identificada aunque aún tan perdida…
    He leido mucho, mucho buscando consuelo. Tratando de encontrar referencias de quién soy, quién seré, si seré…
    Me gustaría saber tu opinión sobre lo que tanto he leído acerca de que con la medicación nunca superaré la pérdida de marcelo, eso me frustra mucho y que ya seré dependiente para siempre.

    Te diría muchas más cosas pero siento al leerte que ya las conoces todas.
    Un abrazo Mercé.

  • Mercè Castro dijo:

    María, bonica, creo que la medicación ayuda y cuando es necesaria hay que tomarla con tranquilidad agradeciendo que exista un remedio que atenua la ansiedad y el dolor. Ahora bien, en mi opinión no basta solo con tomar medicación. Conviene curar las heridas, liberar las emociones, sentir… Y para eso va bien contar con el conocimiento y el sostén de un buen terapeuta. Existen muchos tipos de terapias y todas son válidas. Las energéticas tipo Técnica Metamórfica son relativamente rápidas y muy eficientes, se pueden convinar con otras más tradicionales. No sé en que ciudad vives pero seguro que puedes encontrar la que te resulte más favorable y te permita, a tu ritmo, ir reduciendo la medicación a medida en que vas liberando dolor hasta que puedas dejarla del todo.

    Un abrazo grande y muy cálido y cariñoso

  • maria dijo:

    Mercé vivo en Las Palmas de Gran Canaria, y desde ya voy a informarme sobre las terapias que comentas.

    Muchas gracias por tu pronta respuesta y nos encontramos en el camino.

    Serenidad e ilusión para el nuevo año,

    maría.

  • Mercè Castro dijo:

    Que Ilusión me hace María que empieces a invertir en ti. Eso no solo te beneficia a ti, porque en espíritu todos somos uno y si tu avanzas, mejoramos también los demás.
    Por eso te doy las gracias.

    Un abrazo muy calido preciosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen