LAS PALABRAS CREAN REALIDAD

 

 

“No puedo”, “no sé”, “no sirvo”,“no me lo merezco”, “No tengo suficiente …”, “La culpa la tiene…”, “lo odio”, “me aborrezco”… Las palabras pronunciadas en voz alta adquieren un poder inmenso y acaban forjando nuestra realidad.

 

Para darle la vuelta a lo que nos hiere, nos causa dolor o crea malestar en nuestra vida podemos, de forma consciente, prestar atención a lo que decimos y al tono que empleamos al decirlo.

Probablemente, habremos dado un paso inmenso hacia delante si nos permitimos dejar la puerta abierta al cambio, utilizando palabras conciliadoras. Por ejemplo, un simple “DE MOMENTO no puedo”, “DE MOMENTO no sé cómo hacerlo”, “DE MOMENTO no tengo suficiente energía, dinero, paciencia…”, “DE MOMENTO me cuesta perdonar y perdonarme” abre en nuestro corazón nuevos y esperanzadores horizontes.

 

Las palabras no son inocuas, por eso ante los grandes desafíos de la vida conviene estar muy atentos y escoger palabras amorosas en vez de sentencias que juegan en contra de nuestro bienestar. Las palabras pueden ser un bálsamo o echar más leña al fuego.

 

Si al poder sanador de las palabras justas unimos la capacidad de escucharnos y escuchar con compasión, sin juicios, lo que nos es difícil de oír habremos dado otro paso esencial para vivir en paz con nosotros mismos.

 

En tiempos de gran tensión, de crisis vitales profundas, las emociones están a flor de piel y va bien sentirlas, darles un espacio, en vez de esconderlas, aunque sea sin darnos cuenta.  Mientras, con palabras y silencios amorosos podemos ir creando armonía en nuestro interior, en casa, fuera, con nuestros amigos, y con los que no lo son tanto. Esparcir amor siempre sale a cuenta, al fin y al cabo, comparado con la eternidad, es bien poco el tiempo que estamos aquí, tarde o temprano todos vamos a morir y a mi me gustaría llevarme mucho cariño y, a ser posible, dejar un mundo mejor.

 

2 respuestas a LAS PALABRAS CREAN REALIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen