ACEPTAR A NUESTRA MADRE ES EL PRIMER PASO PARA ACEPTAR LA VIDA

Si para construir un edificio sólido son necesarios unos buenos cimientos, para crear una vida amorosa es necesario aceptarnos a nosotros mismos y a la propia vida tal como es. Y eso se convierte en una misión imposible si uno no ha hecho antes las paces con su propia madre. Cada madre hace con sus hijos lo que mejor sabe, aunque a muchos les hubiese gustado que su madre fuese distinta. Todos llevamos dentro una madre idealizada que a menudo no coincide con nuestra madre real. Es cierto, pero también es cierto que para nuestro crecimiento, para conseguir trascender nuestros límites, la nuestra es, sin duda, la mejor madre. Dicen los maestros que antes de nacer elegimos a los padres más adecuados para nuestra evolución en la Tierra. Si mi madre no hubiese sido una madre protectora en exceso, yo no me hubiese dado cuenta de la falta que le hacía a mi alma aprender a dejar que mis hijos y las personas que quiero sigan su destino. Si mi madre no hubiese sido una persona sufridora, como lo fue también mi abuela, yo no hubiese sido capaz de trascender ni un milímetro el dolor que a veces produce la vida. Ella era como era para que yo pudiese ser un poco mejor, por eso siento hacia mi madre una gratitud inmensa. Ella hizo de espejo de mis propios miedos y debilidades para que yo tomara conciencia de ellos. No solo me ha dado la vida­, también me ha mostrado el camino, un acto de amor incondicional inmenso. La adoro porque ha sido mi mejor maestra y lo sigue siendo ahora que está muerta.

Aceptando a mi madre he podido empezar a aceptarme a mi misma. Me es más fácil respetarme si la respeto a ella. Cada uno es como es y ninguna vida carece de sentido, al contrario, cada padre o madre, aunque a veces nos cueste verlo, pone los cimientos necesarios para que nosotros vayamos creando nuestra vida. Depende de cada uno construir una casa acogedora o no con lo que le han dado. Los padres, como en las carreras de relevos, nos dan el testigo que más tarde nosotros pasaremos a nuestros hijos, a la humanidad, pero a la meta tenemos que llegar solos.

Aceptando la vida, entregándonos como los caballos a la carrera, trascendemos el duelo. Nadie muere antes o después de haber llegado a su meta. Hay carreras cortas, muy intensas, otras largas, de fondo, pero todas encierran alguna lección para el propio jinete. Una lección de la que podemos aprender todos.

12 respuestas a ACEPTAR A NUESTRA MADRE ES EL PRIMER PASO PARA ACEPTAR LA VIDA

  • Ana dijo:

    Buenas Mercè,

    Cuanto dices en tus letras, dices mucho más de lo que escribes, cada vez que lo leo, reparo en algo nuevo….que razón tienes en todo.

    Ayer "día de la madre", imagino sería durísimo para todas vosotras, que triste Mercè, no poder celebrar ese día con vuestros hijos, yo eché de menos más si cabe a mi hermano, no se me iba de la cabeza la frase que le dijo mi hermano a mi madre antes de salir de casa la noche que tuvo el accidente, se la diría 20 min antes de tener el accidente que le costó la vida, imagino que mi madre también le daría muchas vueltas ayer.

    Mi hermano le dijo: "MAMÁ, SI TÚ ERES LA MEJOR MADRE DEL MUNDO", y no se equivocaba en nada, tenemos la mejor madre para nosotros.

    Igual que para vuestros hijos vosotras seréis las mejores madres del mundo, sobre todo si lo que dicen los maestros es verdad y elegimos a nuestros padres en la Tierra antes de nacer, por eso para nosotros no hay mejores padres que los que tenemos.

    Un fuerte abrazo a todas

  • Mercè Castro Puig dijo:

    ¡Qué ilusión Ana recibir noticias tuyas!
    Un abrazo para ti y tus padres

  • Anonymous dijo:

    SOY LA MADRE DE CARLOS VALLE.
    LLEVO TODO EL AÑO LEYENDO TU BLOG. HE LEÍDO TU LIBRO.
    LA ESCENA DE IGNASI EN EL HOSPITAL, ES IDÉNTICA A LA DE CARLOS.
    NO ENTRO EN DETALLES DE CÓMO ESTOY, PORQUE PARA CADA MADRE SU HIJO ES LO MÁS GRANDE.
    UN ABRAZO MERCÉ.

  • Anonymous dijo:

    QUISIERA MANDAROS MI FOTO PARA QUE VIERAIS LO GUAPO QUE SOY.
    SOY CARLOS.EL 29 DE ABRIL DE 2010, UN COCHE SE SALTÓ EL STOP, ME ATROPELLÓ Y MORÍ.
    YO ME DIRIGÍA A MI TRABAJO EN MOTO.
    QUIERO QUE SEPÁIS QUE ESTOY EN EL CIELO.
    DESDE AQUÍ VEO A MI MADRE QUE LLORA DESCONSOLADAMENTE, QUE MI PADRE ESTÁ MUY TRISTE, QUE MI HERMANA NO LO ACEPTA, QUE TODA MI FAMILIA SUFRE, QUE MIS CIENTOS DE AMIGOS YA NO SON LO QUE ERAN.
    NO PERDÁIS LA FE DE VOLVERME A VER.
    DESDE AQUÍ, EN EL CIELO, YO OS VELARÉ.
    MI ESPÍRITU ESTARÁ JUNTO AL BUESTRO.
    (MADRE DE CARLOS)

  • Anonymous dijo:

    GRIAS MERCÉ, ERES COMO UNA VÍA DE ESCAPE.
    CUANDO NOS OCURRE UNA TRAGEDIA, TENEMOS LA NECESIDAD IMPERIOSA DE DESAHOGARNOS CON ALGUIEN QUE NOS COMPRENDA.
    NATI(MADRE DE CARLOS)

  • Anonymous dijo:

    HOLA MERCE:
    DICES QUE ACEPTANDO LA VIDA TRASCENDEMOS EL DUELO, ESO ES LO QUE YO NO CONSIGO VER DESDE
    NINGUNA PARTE, HAN PASADO TRES AÑOS Y OCHO MESES
    Y YO NO PUEDO ACEPTAR QUE MI HIJO NO ESTA, LO
    NECESITO TANTO……… FUI A UN GRUPO DE DUELO
    Y A MENUDO SE COMPARA EL DUELO CON UN TUNEL QUE HAY QUE CRUZAR Y AL FINAL SE VE LA LUZ, YO NO SOLO NO ME SIENTO CRUZAR NADA, SINO QUE CADA VEZ LO VEO MAS NEGRO.
    UN ABRAZO A TODAS.

  • Ceci dijo:

    Hola Mercé, cuanto tiempo sin visitarte! He estado muy ocupada pero me acuerdo de vos. Solo quería pasar y dejarte un fuerte abrazo, Ceci.-

  • Mercè Castro Puig dijo:

    !Ceci que alegría tener noticias tuyas¡
    Yo tmbien te mando un fuerte abrazo y el deseo de que este tiempo te haya sido muy fructífero

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Hola Nati, madre de Carlos, recibe un fuerte abrazo y los deseos de que poco a poco vayas recobrando la serenidad. Tu hijo se sentirá más ligero feliz y tu marido y tu hija también si, a tu ritmo, consigues trascender el dolor y convertirte en una persona más amorosa. Libérate de la rabia,no te sirve a ti ni a nadie y podrás respirar más tranquila. Sé que no es fácil, pero tambien sé que tu alma añora recobrar la calma.
    Un abrazo grande

  • Heron dijo:

    Hola soy Heron, tengo 26 años.Y a ustedes les digo, Madres, que no deberia existir el dolor de una madre cuando su hijo enfrenta a la muerte. Una madre, nunca deberia pasar por eso. Mi querida Viejita, que es una mujer joven; nunca la vi tan deseperada y desbalida, como cuando nos dijeron que Yo tenia Cancer. Hoy gracias a Dios, las cosas estan bien. Pero sigo insistiendo el dolor que vi en mi Mama ese dia, nunca mas podre olvidarlo. Te quiero MAMA y a ustes madres que tanto han sufrido; como hijo solo me queda decirles Fuerza.

  • Fina dijo:

    Hola Merçe, he leido este escrito y la verdad he sentido la necesidad de compartirlo. Es tan bonito. A veces otras personas describen cosas que tu no sabes como explicarlas o escribirlas, GRACIAS.

    UN BESO GRANDE.

    ahhhh te escribí en tu email.

Responder a Anonymous Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen