UN HERMOSO CUENTO

 

Cuentan que había una vez un señor que padecía lo peor que le puede pasar a un ser humano: su hijo había muerto.

Desde la muerte y durante años no podía dormir, lloraba y lloraba, hasta que amanecía.

Un día, cuenta el cuento, se le apareció un ángel:

– Basta ya.

Es que no puedo soportar la idea de no verlo nunca más…

El ángel le dice:

¿Lo quieres ver?

Entonces lo agarra de la mano y lo sube al cielo.

Ahora lo vas a ver, quédate acá.

Por una acera enorme empiezan a pasar un montón de niños, vestidos como angelitos, con alitas blancas y una vela encendida entre las manos.

Como uno se imagina el cielo con los angelitos.

El hombre dice;

¿Quiénes son?

Y el ángel responde:

Estos son los chicos que han muerto en estos años y todos los días hacen éste paseo con nosotros, porque son puros…

-¿Mi hijo estará entre ellos?

– Si, ahora lo vas a ver.

Y pasan cientos y cientos de niños…

¡Ahí viene, avisa el ángel!

Y el hombre lo ve radiante como lo recordaba.

Pero hay algo que lo conmueve:

 

 

De todos los niños, el es el único que tiene la vela apagada.

Y siente una enorme pena y una terrible congoja por su hijo.

En ese momento su hijo lo ve, viene corriendo y se abraza con él.

Él lo abraza con fuerza y dice:

– Hijo- ¿Por qué tu vela no tiene luz?, ¿no encienden tu vela como a los demás?

-Sí claro papá, todas las mañanas encienden mi vela, igual que la de todos, pero…

¿Sabes que pasa?

Cada noche tus lágrimas…apagan la mía…

He traído este cuentodesde el blog de CECI

yoteesperabayoteespero.blogspot.com

Ella a su vez lo lo trajo desde el blog de Vero: verydiro

“Debo confesar que al leer este cuento, -dice CECI, se me estremeció todo el cuerpo, cuantas veces me habré dormido llorando? Ahora me gusta recordar a mi bebé con paz, algunas veces todavía me duele recordar lo que tuve que vivir, pero no me duele recordarla a ella. Ella sólo trajo amor a mi vida”.

Creo que el amor que sentimos por nuestros hijos muertos es tan grande que podremos transformar el dolor en alegría para que ellos se sientan felices y en paz. Se lo merecen y nosotras también.

Gracias CECI

10 respuestas a UN HERMOSO CUENTO

  • Victoria dijo:

    Qué ternura… Y qué lindo lo que hace la hermandad de blogs…
    Beso!

  • Ceci.- dijo:

    De nada Mercé, me alegro que te haya gustado ese cuento tanto como a mí. Y que nos hagan reflexionar sobre cómo estamos recorriendo nuestro duelo.

  • Santi dijo:

    Precioso cuento, ojala todos algún día podamos reencontrarnos con nuestros Angelitos…

  • Paco Sánchez dijo:

    Sin palabras, todo belleza donde uno aún solo ve dolor.

  • Ivette dijo:

    Me ha caído en el mejor momento, es precioso.
    Tengo 1 mes que mi primer bebé se fue… y este blog me conforta el alma!

  • Fabiana Marinetti dijo:

    Mercé necesito que me digas que puedo hacer respecto a mi hermana, como ayudar a recordar a su hijo Matias, que falleció hace poco en un accidente, Los quiero mucho a su familia Carolina, Alejandro y Tomy. Abrazo,y gracias.

    • Mercè Castro dijo:

      Fabiana preciosa,

      Todo lo que te puedo decir lo encontrarás en este blog. En el he escrito todo lo que a mi me ha ayudado.

      Déjate llevar por el amor,

      Un abrazo inmenso

  • José A Saavedra dijo:

    8 de enero del 2017,
    Hace un año que mi hija se fue de la casa para nunca más volver se encontró con la muerte a los tres meses murió a causa de un choque intencional que la llevó a la muerte. Este día estoy desecho, leo y leo cosas para buscar a mi hijita, ni tesorito que sólo vivió 20 años y era la luz de mi vida mi alegría mi paz… mi esposa y mi hijo estamos sumergidos en el más profundo dolor, sólo Dios sabe mi vida, espero que ese dolor se vaya amainando y me acostumbre a vivir lo que me resta de vida en este mundo sin mi nenita….sin mi tesorito, la razón de mi vida es mi único hijo .. Dios lo guarde y que mi Dios le de tranquilidad a la vida de mi esposa a la cual el sufrimiento la tiene acabada…

    Este cuento se lo voy a dar a mi esposa para que deje de llorar…. Gracias por todo..

    • Mercè Castro dijo:

      Hola José, el dolor por la muerte de un hijo es desgarrador. Es así, a mi me parece que hay que sentirlo con el corazón abierto sin rehuírlo, pero tampoco reteniéndolo. No es fácil, qué te voy a decir… A mi me fue bien contar con ayuda terapéutica, practicar la paciencia conmigo misma y agarrarme al amor en mayúsculas.

      Habla con tu mujer, es bueno, si es posible, compartir lo que sentís y tener en cuenta que vuestro otro hijo, el que está aquí es el que necesita vuestros mimos, vuestras miradas de amor, vuestros abrazos.

      A vuestra hija, allá dónde está con vuestro amor le basta, pero vuestro otro hijo, que ha recibido un golpe durísimo y se encuentra con unos padres detrozados, necesita que estéis presentes todo lo que podáis.

      Un abrazo grande y muy cariñoso para los 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen