NOSTALGIA A LAS PUERTAS DEL VERANO

Después de muchos días de lluvia y niebla el aire cálido que recorre hoy mi ciudad anuncia el verano. ¿Por qué será que los cambios de estación me envuelven en la nostalgia? Desde que tengo uso de razón, junio ha sido para mí un mes especial: nací el 27 de este mes y 26 años después nació mi primer hijo, Ignasi, un 8 de junio. No es un mes cualquiera para mí, no. Quizá por eso la nostalgia me visita esta tarde, aunque yo disimulo y me resisto a recordar la alegría que he vivido los 8 de junio antes de que Ignasi se fuera. Supongo que me resisto para no hacer más grande el vacío de los 8 de junio que han venido después. Un vacío lleno de ambivalencia; de gratitud y amor por haberle parido y de profunda tristeza por no abrazarle, por no ver a ese hijo que este año cumpliría 28.

A veces, mi vida de antes y la de ahora me parecen un sueño… del que despertaré en algún momento. Como si no fuera en realidad yo la que ha recorrido el camino hasta los 54 años que voy a cumplir. De hecho, desde que murió Ignasi todo me parece posible y ya no existe para mí una sola realidad, ni un mundo de vivos y otro de muertos separados; tengo la íntima certeza que lo que llamamos vida va mucho más allá de la muerte. Y cuando me visita la nostalgia, como hoy, aunque pretendo ignorarla, me siento mejor escuchándola porque me abre las puertas del alma, de esa parte de mí que sabe que todo es posible, que la vida es un sueño, que la muerte no existe, que mis hijos son un regalo de amor eterno. Qué da igual que a uno lo vea y al otro no, que, para estar unidos, con el cariño basta. La nostalgia viene para recordarme todo eso que mi alma sabe y esa que creo que soy yo censura. No voy a hacerle caso a la mente, la intuición es más dulce y certera. Y no quiero, no estoy dispuesta a que pese más el dolor vivido que la ilusión por lo bueno que ha de venir. Como he leído en el libro los “Enamoramientos” de Javier Marías: … “Lo malo de las desgracias muy grandes, de las que nos parten en dos y parece que no van a poder soportarse, es que quien las padece cree, o casi exige, que con ellas se acabe el mundo, y sin embargo el mundo no hace caso y prosigue…”. Y tira de nosotros y trae cosas buenas que podemos hacer grandes si nos damos permiso.

11 respuestas a NOSTALGIA A LAS PUERTAS DEL VERANO

  • Anonymous dijo:

    Hola Mercè:
    A mi la llegada del verano también me pesa y eso que siempre ha sido mi estación favorita, en agosto en medio de un calor sofocante tube a mi hijo y a mi me parecia el mejor tiempo, pero la vida quiso que en agosto se fuera, los siguientes ya no tienen el mismo color.
    Reconozco tus sentimientos de gratitud y amor por haberle parido y de profunda tristeza por no abrazarle.
    Puedo sentirme identificada con un montón de ellos, pero no entiendo cuándo dices que la muerte no existe…………, que da igual que a uno lo veas y a otro no, que, para estar unidos, con el cariño basta.
    Para mi hay un abismo entre una cosa y otra: a una puedo levantar el teléfono y oirla, hablarle, ir dónde está o llamarla que venga si la necesito, al otro me tengo que conformar con haberlo tenido, haber sido muy feliz con él, ser una madre orgullosa de los dos, y pensar que quizá él esté bien pero que su sitio estaba aqui con lo suyos y que yo es aquí dónde lo necesito.
    Ya se que contra esto no puedo hacer nada, esa es mi gran impotencia , mi sentimiento de haber sido estafada por la vida. Un abrazo a todos.

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Hola, me parece que eres Nati, si no lo eres bienvenido es igualmente tu comentario.
    Cuando digo que la muerte no existe me refiero a que para mi la esencia de cada uno de nosotros es eterna. La energía (y todo es energía) no se crea ni se destruye, se transforma. También creo que todos somos seres espirituales que venimos a la tierra a dar y recibir amor, y a aprender. Que cuando hemos hecho lo que veniamos a hacer nos vamos. ¿A dónde? a otra dimensión. Te entiendo cuando dices que su sitio estaba aquí con los suyos,que es aquí dónde lo necesitas y que, por tanto, te sientes estafada. Reconozco este sentimiento, es humano. Pero a los padres a los que se nos ha muerto un hijo nos toca aprender a vivir sin su presencia física. Hemos de aumentar nuestra capacidad de amor, del amor en mayúsculos. Del amor que no espera nada a cambio, tan solo sentir amor. "Del te quiero porque te quiero, no porque te necesito".
    En un sueño mi hijo me dijo: "mamá, nadie me ha quitado nada, simplemente era mi momento de partir…" Entiendo que cada uno muere cuando es su momento, nunca antes ni después. También creo que ellos se sienten mejor si les damos nuestro permiso para seguir su camino. La muerte para mí es un tránsito parecido al que recorremos cuando nacemos. No es el final, el vacio, la nada, es una transformación más. A eso me refiero cuando digo que la muerte no existe. A Ignasi solo le pido poder sentir su cariño y, cuando el dolor y la rabia van desapareciendo, eso es posible. Forma parte de mi y yo de él porque nos queremos. Simplemente por eso. Ese lazo, que es irrompible, no oprime, esta formado de un amor sin egoismos. El apoyo que te da tu hija aquí te lo puede dar también tu hijo, aunque de forma distinta. Él es ahora tu maestro en aprender a vivir sin apegos. Lo qué tu hagas con tu dolor puede servirte para estar más en contacto con tu esencia y fortalecerte. Por eso el duelo sanador requiere un trabajo interior, un crecimiento que yo llamo espiritual (y con espiritual no me refiero a religioso).

    Un abrazo grande

  • Anonymous dijo:

    HOLA MERCÉ. SOY NATI. EL COMENTARIO ANTERIOR NO ES MÍO. YO ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO. PUESTO QUE LA EXPERIENCIA QUE TUVE CON CARLOS, ASÍ ME LO CONFIRMA. YO, DE ALGUNA MANERA SIENTO QUE ESTÁ CONMIGO, Y NO ES UNA ILUSIÓN. EL AMOR QUE NOS UNE NO SE TERMINARÁ NUNCA. NO SÓLO ESTAMOS HECHOS DE MATERIA. SOMOS SERES ESPIRITUALES QUE NADA TIENE QUE VER CON LA RELIGIÓN. NO ES SÓLO LA FE. ES UN SENTIMIENTO PROFUNDO QUE NACE DE DENTRO.
    MERCÉ TE MANDO LOS MENSAJES COMO ANÓNIMO PORQUE NO SÉ DE OTRA FORMA.
    UN BESO.

  • Alejandra dijo:

    Hola Mercé:

    Mi nombre es Alejandra y soy de México. Cuando leí el blog me imaginé a una de mis hijas ausente por esa ausencia que causa la muerte, pero en realidad no sé muy bien que escribir porque mi caso es muy distinto al tuyo. He perdido tres bebés, a ninguno lo conocí, y realmente pues, nunca me creció la barriga porque los perdí en el primer trimestre. En los foros de pérdidas de embarazos y demás se me juzgó muchísimo por sentir dolor ya que, no eran ''nada'' según las madres que habían perdido hijos a término y pues, que se vieron crecer la panza, hasta hubo un tiempo en el que me cuestioné si era racional o absurdo sentir dolor por un ser que vivió dentro de mí durante ocho y cinco semanas respectivamente.

    Claro que ya no me lo cuestiono porque finalmente eran unos bebés y eran míos y eran parte de mi ser, de mi energía, y claro que concuerdo con que todos somos energía y estamos hechos de lo mismo, que no sepamos ponernos en contacto con esa energía es otra cosa. También creo que mis hijos vicen en otro sitio, no sé si habrás leído sobre budismo, pero, dice que cuando alguien muere a los tres días reencarna en algo, en otro sitio, nace en otra parte, y yo creo que es así, sé que mis bebés están vivos en otra parte, a lo mejor en ésta realidad o no, pero lo están, y eso es lo que importa, que ellos tuvieron otra oportunidad aunque ya no sea conmigo… Y que, a pesar de todo, yo sé, y siento que ellos me recuerdan y saben quién soy y quien fui en su corta vida dentro de mi panza.

    Dar con tu blog, me ha sido muy agradable y las cosas nunca ocurren por casualidad…

    Saludos desde México…

  • Anonymous dijo:

    Hola a tod@s,
    Es la primera vez que escribo en este blog aunque entro muy a menudo en él, y hoy que hace 33 meses que enterramos a mi unico hijo David que murio de cancer con 28 años no puedo seguir viendo como es posible que muchos penseís que es lo mismo verle que no, sentir su olor, darle un beso y un abrazo, que suene el telefono y te llame madre, no os entiendo, no estan mejor donde estan de hecho nosotras seguimos aqui y no vamos con ellos. Tambien hay un tema que se toca muy a menudo y es que venimos a aprender y cuando ya lo sabemos todo nos tenemos que ir??????? Eso tambien le ocurre a los niños que se mueren al día siguiente de nacer, creo que os engañais, yo y mi hijo estariamos muchisimo mejor juntos en esta vida que es la que hay muy en particular el.
    Un abrazo a tod@s.
    Conchi.

  • SUSANA dijo:

    Hola Merce

    Soy Susana la mamá de Iraide y de Borja.A mi me pasa lo mismo ,tengo miedo al verano.Antes de irse mi hija era un epoca preciosa,ahora que el 1 de Septiembre hará 2 años que ya no está,que no la vemos ni la abrazamos,ni la vemos nadar ni reir ,el verano es una epoca que me cansa,me agota.Aunque por mi hijo Borja hago el esfuerzo sobrehumano de intentar tener un verano como el y ella se merecen.

    Un beso enorme.

  • Anonymous dijo:

    HOLA:
    Soy la que ha escrito el primero de estos comentarios, gracias Mercè por contestarme.
    Si abrir los ojos y añorar que mi hijo no está, que no puedo oirlo, ni sentir sus abrazos ni sus besos, (por supuesto que lo siento dentro de mi que dónde estoy su esencia me acompaña), si sentir que lo necesito es ser egoista, pues SI, soy muy egoista porque lo NECESITO MUCHO¡¡¡¡¡.
    Como vaya evolucionando este sentimiento no lo se, pero hoy es asi como lo vivo, no me considero para nada una madre egoista cuándo para mi lo prinero son mis hijos y no hubiera dudado ni un instante, si hubiera podido, darle mi vida.
    Cuando dices que venimos a la tierra a dar y recibir amor y a aprender, tambien te refieres a tantos individuos sueltos que no tienen ningún remordimiento en dejar un coche en doble fila a la salida de una curva en un cambio de rasante o salir a la carretera borrachos, en contra dirección, invadiendo carriles contrarios y demás….?.
    Por supuesto que cuando nos vamos hemos hecho todo lo que vehiamos a hacer, es que después ya no podemos hacer nada más.
    Del amor a mi hijo yo no diria te quiero porque te necesito sino al revés: te necesito porque te quiero.
    Es un gran consuelo pensar que uno muere en su momento. nunca antes ni después, tambien me gustaria sentirlo asi, pero sigo pensando que para mi hijo sus mejores momentos eran los que vivia aqui, con su familia, sus amigos, sus compañeros, no hacian falta grandes acontecimientos, pero os aseguro que él vivia plenamente hasta las cosas más insignificantes.
    Un abrazo.

  • Anonymous dijo:

    HOLA, SOY NATI.
    MI CASO ES RELATIVAMENTE RECIENTE.
    QUE TE MATEN A UN HIJO EN ACCIDENTE, Y TE QUEDES DE LA NOCHE A LA MAÑANA SIN ÉL, ES CONTRA NATURA.
    LA RAZÓN NO LO COMPRENDE Y EL CORAZÓN NO LO CONSIENTE.
    PERO HOY NO ME CONFORMO CON SUFRIR Y LAMENTARME; PORQUE LOS 27 AÑOS QUE PASÉ CON ÉL, NO ME LOS QUITARÁ NADIE.
    DESDE LA MUERTE DE CARLOS, TAN SÓLO HAN PASADO 14 MESES, Y TODAVÍA ME CONSIDERO QUE ESTOY PASANDO POR EL DUELO.
    PERO EN ESTE TRANCE, A ÉL, NO QUIERO DEJARLO ATRÁS; NO QUIERO VIVIR TAN SÓLO DE SUS RECUERDOS.
    YO SÉ QUE NO LO HE PERDIDO. QUE CUANDO CONCLUYA MI TIEMPO, VOLVEREMOS A ESTAR JUNTOS. QUE EL AMOR QUE TUBIMOS, AQUÍ,EN ESTA VIDA, SERÁ EN LA OTRA, TODAVÍA MÁS GRANDE.
    ESO ES LO QUE YO SIENTO.
    HOY, TENGO LA CONSTANCIA DE QUE EL ESPÍRITU DE CARLOS SIGUE VIVO.
    ÉL, SIGUE SIENDO MI FUERZA Y MI LUZ QUE ME GUÍA.

    OS TRANSCRIBO UN PEQUEÑO TROCITO DE MI DIARIO.

    CARLOS. YO LE PREGUNTO A MI ALMA.
    ¿POR QUÉ ESTÁS ENTRISTECIDA?
    ¿POR QUÉ ESTÁS ENFURECIDA?
    ¿POR QUÉ ESTÁS TAN ABATIDA?
    SI TAN SÓLO POR HABERTE TENIDO.
    POR HABERTE VIVIDO.
    POR HABERTE QUERIDO.
    HE RECIVIDO UN DON. UN DON DIVINO.
    MI VIDA HA SIDO UNA ALEGRÍA CON TU VIDA.
    TÚ ERES EL HIJO QUERIDO.
    TÚ ERES EL HERMANO HORGULLOSO.
    TÚ ERES EL AMIGO DE SUS AMIGOS.
    TÚ ERES EL AMANTE DESEADO.
    TÚ ERES LA RISA DEL VIENTO .
    TÚ ERES EL AMOR QUE YO SIENTO.
    TÚ ERES LA LUZ QUE BRILLA PARA MÍ EN EL UNIVERSO.
    TÚ ERES EL QUE ME ESPERARÁ AL FINAL CUANDO HAYA MUERTO.
    TE QUIERO CARLOS Y TE QERRÉ SIEMPRE.
    MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS.
    MÁS ALLÁ DE LOS HECHOS.
    MÁS ALLÁ DE LOS SENTIDOS.

    CREO QUE NO DEBEMOS ENJUICIAR NADA NI A NADIE.
    TODO EL MUNDO TIENE SU ESPACIO Y SU TIEMPO.
    UN SALUDO.
    GRACIAS EN ESPECIAL A TI, MERCÉ.

  • Anonymous dijo:

    gracias ayudais a mucha gente,a seguir adelante
    yo lo tengo muy cerquita, es una situación que hay que buscar todo lo necesario y en este blog hay bastante tema.Un abrazo

  • Anonymous dijo:

    Es la primera vez que me decido a escribir.Estoy bastante de acuerdo con Conchi,cada uno nos engañamos como podemos, como menos nos duela.Despues de tres años sigo pensando lo mismo. No soy creyente,para mi despues no hay nada. Asi de simple y asi de triste. No comparto la idea de que cada persona se va cuando ya ha aprendido lo que tenia que aprender. Mi experiencia es tan desagradable y tragica por el momento en el que paso,que ni siquiera hoy puedo expresar con palabras lo que senti. Yo veo a la muerte como una "loteria", nadie quiere que le toque en este momento pero en realidad esta siempre a nuestro lado, y no sabemos cuando nos tocara. Pero os aseguro que puede ser cuando menos lo espereis,aunque esteis haciendo otros planes. Por eso no me gusta que se intente poner fechas,nombres a algo que cada uno vive a su manera.Como puede y como sabe. No debes dejar que nadie te aconseje, te diga lo que tienes que hacer o como tienes que estar, nadie, excepto tu sabe lo que es vivir algo asi. Me ha costado mas darme cuenta de esto,de entender que la vida puede volver a golpearte en cualquier momento, y me ha costado mucho darme cuenta de la crueldad a la que pueden llegar las personas,todas, cuando de su propia vida se trata. Para bien o para mal, vi el lado mas desagradable de la vida, ahora sin rencor, puedo sentirme feliz ,sin mas, es como si estuvieras en otro nivel…pero dado que la mayoria de las personas no lo estan,a veces el precio que se debe pagar es alto. Ahora con mas humildad aun, sabiendome totalmente vulnerable ante "la señora", me siento una gota de agua en este inmenso oceano. Y no por insignificante, sino porque una vez que aceptas la brevedad de la vida, y que despues de 2 generaciones, sera como si no hubieras existido nunca, puesto que ni siquiera podran recordarte. Es mas duro, pero te llena de paz. Gracias por el blog,teneis mi admiracion.Y en lo profundo de la pena, pensad que sois ejemplo de entereza para los que os rodean,aunque no os lo digan. Dejo un titulo y un autor, aunque el libro no trata la perdida de un hijo, para mi fue muy revelador. "El hombre en busca de sentido" de Victor Frank.

  • Anonymous dijo:

    Hola, yo tan solo hace 2 meses y medio que perdía a mi hijo Adam de 7 años.
    Esto que estoy viviendo es un infierno y lo único que me ayuda a intentar salir de èste, es la creencia de que somos mucho más que celulas vivas, hay una parte nuestra que es energética y no muere con las muerte física. Hay muchos estudios sobre este campo, cada vez más, estudios científicos realitzados por médicos, sobre las experiéncias cercanas a la muerte que constatan que la consciencia o energia va más allà de la muerte clínica.
    Saber esto y saber que ni la muerte me podrá separar de mi hijo querido, al que recuerdo cada segundo, al que cada vez quiero más, al que me da la fuerza para intentar seguir adelante, ya que estos años con él no me los puede robar.
    Preferiría tenerlo conmigo, porsupuesto, que necesito oirle, sentirle, abrazarle i besarle tanto como al aire que respiro.
    Pero por todo esto no puedo creer que se acaba y ya está,necesito creer que el tiempo que me quede es un inpás para reencontrarnos y amarnos más si es posible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen