MELANCOLÍA

OLYMPUS DIGITAL CAMERAMi amigo canario, Javier Pérez-Alcalde, arquitecto con alma de poeta, me ha enviado este momento mágico que comparto:

“Te parecerá cosa de la prehistoria, me dice, pero para mí es como si fuese ayer.
 
Yo no me hubiese atrevido, tan  torpe, tan tímido, sólo miraba y soñaba. Y fíjate, casi sin darnos cuenta lo construimos todo. Y casi sin enterarnos la vida fue pasando. Aquí veníamos cada tarde a mirarnos de lejos, a no mucho más podíamos aspirar. Y así, muy poquito a poco, un saludo un día, una sonrisa tímida otro, nos fuimos acercando. Y un día se acercó, la postura tímida, el rubor en la cara, se acercó y me dijo: me gustas tú.

Ella hace años que no está. Bueno, que no está en este mundo pero sí que está: sigue a mi lado, como cuando éramos tan jóvenes, con todo por descubrir.
 
De modo que cada tarde vuelvo a la plaza donde nos veíamos, y donde seguimos mirándonos toda la vida, y nos sentamos juntos a ver pasar la gente, a oler los jardines fragantes recién regados, a sentir en la cara el sol del atardecer. Y ella me va contando bajito sus cosas, y como sólo yo las oigo nadie entiende mi mueca feliz mientras veo pasar la gente, oliendo las flores y con el sol de la tarde acariciándome la cara”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen