AMBIVALENCIA

 

Hoy empieza el curso escolar y recuerdo el sentimiento ambivalente que sentía cuando mis hijos eran pequeños y volvían a la escuela: por un lado, me alegraba el regreso a la rutina invernal y, por otro, me entristecía romper la magia de los días sin prisa, sin horarios, sin obligaciones.

La ambivalencia forma parte de mi vida; me enorgullece que mi hijo Jaume se haya independizado, me produce una honda alegría verle coger las riendas de su existencia y, al mismo tiempo, me invade la nostalgia cuando entro en su habitación vacía ya de sus cosas. Lo mismo me ocurre cuando pienso en Ignasi. Le agradezco infinitamente todo lo que me ha ensañado antes y después de su muerte. He aprendido a valorar lo esencial desde que el no está en este mundo. Soy más consciente de la felicidad, de la alegría, vivo más ligera, me agobio menos. Sí, he crecido espiritualmente, pero no tanto como para que no eche de menos su sonrisa, su mirada, su voz… ¿Será siempre así?

A veces, en momentos especiales, únicos, relacionados siempre con el amor en mayúsculas, intuyo lo que hay más allá de la ambivalencia: la aceptación total de la VIDA. Esa pequeña percepción consigue apaciguar el desasosiego y me gusta.

14 respuestas a AMBIVALENCIA

  • Mamen dijo:

    Hola Merce, siempre digo que si algo me ha enseñado la enfermedad de Lucia y su partida , ha sido el conformismo, como tu bien dices, la aceptación total de la vida, esto es lo que hay y con ello tenemos que vivir, como se suel decir, si la vida te da limones, haz limonada. Ello no quita que la eche muchisimo de menos, pero poco a poco acepto lo que ha pasado. Besos guapa

  • Mirella dijo:

    Mercé es cierto yo siento mucha nostalgía cuando veo a las madres preparando la vuelta al cole de sus hijos me acuerdo mucho del primer día del cole de mis niños, Alvaro con solo dos añitos fue como un campeón, ya ahora sus amigos se van a la Universidad, mi hijo Fernando marcha a China mañana 9 de septiembre, me veo sola porque es el curso entero, pero sé que voy a hablar con él todos los días y mi hijo Alvaro me acompaña siempre. Besos Mirella

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Hola Mamen,

    Me ha encantado la frase “Si la vida te da limones, haz limonada”. ¡¡Te la voy a copiar!!
    Besos también para ti preciosa.

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Mirella bonita,

    ¡Qué emocionante va a ser para toda la familia lo de China! Tenéis la oportunidad ideal para visitar el país, con la excusa de ir a verle. Cuando hables con él, transmítele alegría, así se sentirá más reconfortado. Demuestra ser muy valiente al ir a un país tan lejano y distinto a estudiar y eso hay que valorárselo, ¿no te parece?
    Volverá enriquecido con mil experiencias.
    Nuestros hijos no son nuestros, son de la vida, nosotras con quererlos… Claro que se echan de menos, pero es lo que hay, como dice Mamen.
    Mil besos

  • Rafaela dijo:

    Mercè, cada dia creo menos en las casualidades.
    Soy bastante torpe con el ordenador y casi nunca lo utilizo, pero justamente hoy me he acordado de ti y se me ha ocurrido poner tu nombre en google por si encontraba algo sobre tus libros y me encuenttro tu blog con tu escrito de ayer.AMBIVALENCIA.Te escribo desde Alaior,soy Rafaela.Cuanta razón tienes.Las fiestas resultaron un exito para mi hijo con su caballo, yo disfruté mucho por el, pero a la vez cuanta tristeza por vivirlas sin Andés.Me encantó el habernos encontrado.Un abrazo.

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Hola Rafaela,

    Que ilusión recibir noticas tuyas! A mi también me encantó encontrarnos en Alaior. Me gustó lo que me contaste del teatro, verte bien, sabiendo el esfuerzo que supone decidir salir adelante, a pesar de las dificultades. Me alegra el éxito de tu hijo, seguro que a Andrés también.
    Un abrazo grande y hasta pronto

  • Anita dijo:

    AY Merce!! Realmente tus escritos úeden ser aplicados a todos. Yo no he perdido un hijo(ni Dios lo permita) pero como me gusta leerte.

    Te mando un cariño grande y gracias por tus enseñanzas!

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Un abrazo y muchas gracias Anita

  • Ceci.- dijo:

    A mi me sorprende que mi beba, sin siquiera haber nacido me haya enseñado tantas cosas, me cambió la vida cuando me enteré que iba a ser Mamá y me la volvió a cambiar por completo cuando se me fue.
    Y si bien nuestras pérdidas son un tanto diferentes Mercé y me llevas muchos años, siempre puedo compartir un sentimiento muy profundo con tus escritos. Fue lindo volver a leerte!

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Para mí también es un placer leerte y haberte conocido, Ceci.

  • Anonymous dijo:

    hola soy carmen de valencia hace 21 dias que murio mi hijo y le echamos mucho de menos mi marido mi hija y yo cada dia nos parece mas dificil seguir nos hemos puesto en contacto con un grupo de apoyo y tenemos muchas ganas de empezar nos dieron 3 libros para leer entre ellos el tuyo que nos ha ayudado mucho mi hijo solo tenia 21 años y yo lo encontre muerto en su cama le amooooo tantooooo que no se como vamos a vivir sin el muchas gracias por lo que escribes besos

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Carmen, bonita, tu hijo, desde el otro lado, os ayudará y todas las personas que os quieren, estén vivas o muertas, también. Ten paciencia, cuida a tu marido y a tu hija y no dejes de ir al grupo de apoyo. Cógete al amor y no te sueltes. Procura sacar toda la rabia, en el grupo de apoyo te ayudarán y escríbeme siempre que quieras.
    Un abrazo grande

  • Anonymous dijo:

    hola soy carmen de valencia muchas gracias me haces sentir mejor yo se que mi hijo esta conmigo lo siento muy dentro de mi ser y se que donde este nos va a ayudar lo que pasa es que es muy duro y es muy dificil vivir sin el muchas gracias por tu animo un beso muy grande de mi familia

  • Mercè Castro Puig dijo:

    Sí, es muy duro Carmen pero si no rehuyes el dolor, ni te quedas en él, poooco a poco irá disminuyendo de intensidad. Tendrás subidas y bajadas durante mucho, mucho tiempo, pero también tendrás momentos de amor tan intensos!
    El camino es largo y duro, pero no hay más remedio que recorrerlo. Quedarse es peor.
    Tu hijo te dará fuerza
    Un abrazo bonita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contador
Visitas
SI QUIERES COLABORAR

Si te sirve lo que lees aquí puedes enviar un donativo. Gracias




MIS LIBROS
Volver a Vivir

Clicar en la imagen

Clicar en la imagen.

Clicar en la imagen